PUEBLOS

La ciudad de Dublín tiene más que suficiente para pasar unas buenas vacaciones, pero es que hay muchísimo más.  Bellos pueblos repletos de historia viva, fantástica comida y diversión, todo a pocas estaciones de distancia de la ciudad.

MALAHIDE

Castillo de Mahide
Puerto de Malahide
Iglesia de Malahide
Pueblo de Malahide

Tranquila y apacible Malahide, es segunda residencia de muchos dublineses que aprovechan los fines de semana para disfrutar de su calma y sus estupendas vistas. Rodeado de preciosos jardines y envuelto en un entorno fascinante donde el color verde domina , el Castillo de Malahide, acapara todas las miradas del visitante.

Merece la pena deambular por la ciudad y sus diferentes barrios ya que es una manera excepcional de ver otra cara de Irlanda, difícil de ver en Dublin.

HOWTH

Faro de Howth
Pueblo de Howth
Puerto de Howth
Castillo de Howth
Ruinas de la abadía de Maria

Howth es un pequeño pueblo costero y  pescador situado a poco más de media hora de Dublín, es muy tranquilo y tiene muy buena comunicación con la capital.

Además del  pueblo puedes ver el faro tan caracterísco del pueblo, también se puede visitar el castillo y sus jardines  y las ruinas de la abadía de Santa María.

BRAY

Pueblo Bray
Paseo maritimo
Pueblo Bray
Cima montaña

Al sur de Dublín, al final de la línea del DART, se encuentra el pueblo de Bray. Un poco más grande que los pueblos anteriormente citados, tuvo en el pasado mucha importancia como lugar de playa y veraneo para los habitantes de Dublín.

La playa es muy grande y tiene un muy agradable paseo marítimo además del reto más importante de Bray, pero también el más divertido, el cuál es subir la pequeña montaña llamada Bray Head, que sobresale con sus más de 250 metros de altura al final de la playa.

YMUCHOS MÁS.

¡NO te olvides visitarlos!